Make your own free website on Tripod.com
 
 
 
 
 
 
LOS DICHARACHOS CUBANOS 
 
El dicharacho es una especie de refrán; pero más vulgar. Es la forma que usa el pueblo para expresar sus ideas. Un dicharacho es un refrán en mangas de camisa, como diría ese gran humorista cubano que fue Eladio Secades. 
 
He aquí algunos dicharachos cubanos:
 
Al cantío de un gallo (cerca) 
Chuparle el rabo a la jutía (emborracharse) 
Le zumba la berengena (algo extraordinario) 
Lo pusieron en tres y dos (lo pusieron en un aprieto) 
Sacarse la rifa del guanajo (algo desagradable) 
Que te compre quien no te conozca (no me fío de tí) 
Quedarse para vestir santos (quedarse soleterona) 
Tirar faroles (alardear) 
Tirarse en el suelo (negarse) 
Espantar el mulo (irse repentinamente) 
Tener un chino atrás (Tener mala suerte) 
No es santo de mi devoción (no me simpatiza) 
Estar en la fuacata (no tener dinero) 
Se llevo la cerca (hizo algo extraordinario) 
Le zumba el mango (es algo increíble) 
Se la dejaron en la mano (lo sorprendieron) 
No servir ni para billetero (estar muy mal) 
Meter la pata (equivocarse) 
Meter la tángana (protestar) 
Pasar el Niágara en bicicleta (hacer algo muy difícil) 
Lo cogieron fuera de base (lo sorprendieron) 
Ponerse para su número (contribuir económicamente) 
Se ñampió (se murió) 
Tener el caballo ensillado (estar listo) 
Tener guayabitos en la azotea (estar loco) 
Bailar con la más fea (aceptar algo desagradable) 
Botar la tela (vestirse muy elegante) 
Cantar el manisero (morirse) 
Coger la guagua equivocada (hacer algo incorrecto) 
Coger los mangos bajitos (aprovecharse de una situación) 
Darse lija (presumir) 
Echarle tierra (encubrir algo incorrecto) 
Guardar el carro (morirse) 
Guataquear (adular) 
Hay pitirre en el alambre (una persona ajena a la conversación escucha) 
La caña está a tres trozos (la situación está difícil) 
Le pasó lo mismito que a chacumbele (se suicidó)
 
Continuara
Regresar